Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo recibido por Discípulo el 3 de septiembre del 2015

Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo a la Humanidad recibido por “El Discípulo”-20 de agosto, 2015
20 agosto, 2015
Mensaje de La Santísima Virgen María a todos los pueblos de la Tierra recibido por Discípulo – 4 de septiembre del 2015
4 septiembre, 2015

Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo recibido por Discípulo el 3 de septiembre del 2015

Querida Humanidad os hablo a vuestra conciencia para que empiecen ya a pensar en vuestra final decisión, o estáis Conmigo o con el mundo o con Satanás, vuestra indecisión flagela Mi Corazón que os ama con infinito amor y bondad.

Con lo que respecta al mundo, este va a enfrentar una gran crisis en todos los órdenes, hasta en la Fe y la vida espiritual de las familias y las almas de Mis consagrados.

El mundo ya va marchando por senderos torcidos y pocos muy pocos hacen caso ya al llamado de alerta de Mis mensajeros.

Dentro de Mi Iglesia se desarrolla un gran combate con marcadas diferencias, la división y el amor a las cosas terrenas golpea sin clemencia las entrañas de la Iglesia.

El modernismo, con sus ideas torcidas pretende implantar en el mundo los errores más grandes de la Fe.

El dominio mundial ya emerge arrollando a su paso lo medular de la Fe con el propósito de adecuar el gran aparato jerárquico al pensar y al sentir de los tiempos modernos más que adecuarla a las costumbres de esta época, necesita urgentemente una renovación  interior con pureza de corazón y esto no se obtiene por medios humanos sino con el poder de Mi Espíritu.

Quien invoque Mi Nombre al impulso del Espíritu  Santo, ese se salvará y no todo aquel que pronuncie discursos nobles y bellos.

La sabiduría humana es la fuente de la soberbia, porque conociendo la ciencia de la vida os convertís en rebeldes ladrones de la Gloria del Padre Celestial

Oh Humanidad, dejad de construir esos enormes castillos de grandeza, porque la ruina toca a vuestra puerta ¡Alerta Humanidad!

El dominio de Alemania terminó sobre los Países Bajos, terminó pero el dominio de Rusia sobre el mundo caerá de improviso.

Fue Mi Propia Madre, Mi Bendita Mamá, la que pidió en repetidas ocasiones fuese declarado el Dogma Final con que Mi Iglesia militante concluiría  sus esfuerzos con el Glorioso Triunfo y Reinado de los Corazones Unidos.

Satanás sabe que la declaración de este quinto Dogma será su total derrota y ha tratado y sigue tratando que no haya tal declaración de parte de la Iglesia Jerárquica.

Oh humanidad ¿por qué pensáis mal en vuestros corazones? Así como Ella, Mi Madre, me trajo a este mundo para salvarlo y darle Mi Vida, así cómo el Hijo agradecido por el bien de todos los pueblos de la Tierra Me adelantaré a los sabios y entendidos de este mundo  y YO declararé formalmente a Mi Hermosa Madre cómo Madre de la Tierra y de la Humanidad, Medianera, Corredentora y Abogada vuestra.

Y será cómo una señal del pronto Castigo que Mi Padre dará  a las naciones y pueblos rebeldes, por medio de la nación Rusa, quien será la primera en activar su material nuclear.

Antes de que esto suceda el mundo debe volverse a Mí arrepentido y dolido de sus pecados. Tiene que abrazar Mi Cruz, que es la cruz del sufrimiento. Porque quien abraza Mi Cruz se purifica en el crisol del dolor. El sufrimiento da fortaleza al alma y la prepara para su etapa final.

Oh humanidad, no tengáis miedo de Mi Cruz, así os será ligera la carga y se os perdonarán multitud de pecados.

Oh pecador ¿A dónde vas errante? ¿Por qué huyes de Mi Gracia y Perdón?

¡Sólo regresando a Mi obtendréis la Paz!

El Santo Rosario rezado con el corazón es el arma Mortal que destruirá a Satanás y a su mundo de muerte y obscuridad.

La Doctrina Católica tendrá cómo perfección total la declaración de este Dogma.

Oh humanidad, como Verdadero Dios que SOY YO Jesús de Nazaret.

MI MADRE ES MADRE DE DIOS (primer Dogma año 431).

Mi hermosa Madre SIEMPRE VIRGEN Y PERPETUA VIRGINIDAD ANTES Y DESPUES DEL PARTO (segundo Dogma año 649).

Mi Hermosa Madre LA INMACULADA CONCEPCIÓN CON LA PLENITUD DE LA GRACIA (tercer Dogma año 1854).

Mi Hermosa Madre LLEVADA EN CUERPO Y ALMA AL CIELO EN SU BENDITA ASUNCIÓN (cuarto Dogma año 1950).

Ruego a todos los hombre que habitan esta Tierra que unidos todos a Mi deseo, entren en penitencia, oración y ayuno, y en cualquier día que esté entre el 7 y el 13 de octubre, dejen sus labores y ocupaciones aunque sea por una hora, o más horas, ¡porque será un tiempo glorioso, de regocijo con el Cielo cómo no ha habido ni habrá jamás!

Desde el Segundo Triángulo de Luz  de la Santísima Trinidad, junto a Mis invitados mostraré a los hombres Mi Poder que se derramará copiosamente por todos los rincones de la Tierra.

Estad atentos pues os daré pronto más instrucciones; vivan en Mi Paz YO SOY Jesús de Nazaret, y os bendigo hoy con especial Bendición, sobre todo a Mis consagrados que leen y creen en estos mensajes.

Shalom.
IXTUS