Mensaje de Jesús a ‘Discípulo’ el 12 de junio del 2016

Mensaje de la Santísima Virgen María para toda la humanidad dado a Discípulo-11 de junio, 2016
11 junio, 2016
MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO a ‘Discípulo’ el 20 de junio del 2016
20 junio, 2016

Mensaje de Jesús a ‘Discípulo’ el 12 de junio del 2016

Qué tristeza para el Cielo cuando un profeta se desvía, se sale del camino y no cumple la misión encomendada, los que lo justifican sólo dicen malo, malo, es humano. Aunque hayan tenido algo de lo verdadero, la soberbia, el mundo y las adulaciones lo hacen sentir un ser especial y privilegiado creyendo que jamás podrá equivocarse. De acuerdo a la delicadeza o fuerza de la misión puede ganarse su pan profetizando o bien realizando un oficio propio de acuerdo a su capacidad.

Un profeta, tal y como lo he dicho, es semejante a Mí porque en él brilla la Gloria de Mi Padre, piensa con Mi Pensamiento y siente con Mis Sentimientos. Sus sentidos y pensamientos son Míos. Vive en la pobreza total. Ama la pobreza y la sencillez, y no busca honores.

Busca la voluntad de Mi Padre en todo y vive acorde al tiempo, a ese tiempo-espacio de la misericordia.

En cada uno de Mis Mensajeros se realiza a diario el Misterio de la Cruz, pues están crucificados conmigo en el Sagrado Altar del recogimiento interior. Abandonados en la Divina Voluntad, solo buscan Mi Honor y Mi Gloria, sacrificando nobles ideales, negándose toda satisfacción, dignos de atención y de respeto.

Mis instrumentos emiten bellas melodías de Amor Divino, corrigen con espada. En ellos se cumple la profecía “Nadie es profeta ni en su tierra ni en su casa”, los extranjeros creen más en sus palabras y visiones más que en su propia casa.

Ved a Elías, volvería Elías como profeta de fuego para los últimos tiempos. Su poderoso espíritu vino sobre Eliseo. Elías vino como una espada de Mi Amoroso Padre para diezmar a Israel con el hambre, cerró los cielos para que no cayera la lluvia, bajó fuego del cielo y resucitó muertos, anunció ruina y muerte a príncipes y reyes.

Su espíritu vino en Juan Bautista. Los jefes de los sacerdotes, saduceos y fariseos no lo reconocieron. Gritando, denunció el pecado a Herodes, quien lo encarceló y luego mandó a cortar su cabeza. Al morir Mi Primo Amado Juanito, lloré en silencio, porque lo amaba, lo amaba con el amor de la sangre. Entonces Me di cuenta que Juanito era un señal, un signo para Mí, como lo son ahora Mis auténticos profetas.

¡Ah Discípulo!, el cielo está oscuro y los desiertos áridos y desolados. Viene Elías a congregar a los Descendientes de las Doce Tribus de Israel.

A los últimos tiempos el espíritu de Elías abrasará a muchos con el fuego de la reconciliación, unirá a las familias de las descendencias.

Por la única mujer hija de Jacob se restablecerá el mando y el orden, porque ella fue deshonrada pero en su corazón moraba el Espíritu de Mi Padre, por eso, Discípulo, dichoso el varón que toma por esposa a una descendiente de esta Hija de Israel.

Si conocieran el Don de Dios por los lazos de sangre, lo alabarían y bendecirían, pues de Judá, Hijo de Israel, vino Mi Madre, con la sangre de David y Salomón. Mi Madre fue en vida terrena mujer fuerte y valiente porque vivía en el Amor y el Poder del Espíritu Santo. Ella, solo Ella fue capaz de derribar estructuras y muros con su silencio, humildad y abnegación en el Fiat logró la bondad de vuestro Padre para todo el género humano.

Con respecto a la vuelta de Elías, él será testigo delante del Trono del Altísimo y calmará su Ira “el Dies domini” (Día del Señor). La Cólera Santa será aplacada por Elías para preservar la Tierra con su heredad santa. Aclamad cielos y montañas pues ya está aquí el tiempo de Dios.

¡Ah Discípulo!, aunque muchos se burlen tú no los tomes en cuenta. Mantente firme, fuerte y valiente, pues te he dado los años proféticos para que Mis escogidos se preparen con tiempo. Al anunciarlos no tengas miedo, de nada ni de nadie, pues Yo, tu Salvador y Redentor, te escogí como atalaya, como vigilante sobre Mi Casa.

Los acontecimientos del Año Profético Noveno sacudirán el mundo con acontecimientos terribles. La humanidad toda vivirá el drama de la purificación. Llanto y dolor, ruina y desolación vendrá sobre la tierra. Estos mensajes, profecías y revelaciones que entrego a todos los pueblos, credos y razas, serán duramente prohibidos. La persecución y el odio de satanás se volcará sobre ellos por medio de cartas, documentos firmados por sacerdotes y obispos, cardenales del Nuevo Orden Mundial, masones, soberbios y satánicos, porque ellos al leer o tener conocimiento de estos Años Proféticos arderán de ira, porque se acerca el Triunfo Victorioso para Mi Remanente Fiel y qué decir de las emisoras de radio y televisoras Católicas, dirán que es perjudicial para la fe, dirán que es producto de la ignorancia y del fanatismo.

¡Oh, Mis hijos!, no hay nada más incómodo para el mundo falaz que proclamarse en su contra. Bien dice Mi Santa Palabra: “Quien se constituye amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios”.  Ánimo, amigos Míos, levantaos y erigid la cabeza.

Yo soy Jesús
IXTUS