El Cardenal Burke explica cómo será la corrección formal a Bergoglio

Comentarios y Recomendaciones del ‘Discípulo’ en relación al Diálogo con Nuestro Señor Jesucristo el día 6 de enero de 2017, acerca del próximo Terremoto en México
11 enero, 2017
Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo—recibido por ‘Discípulo’, 19 de enero de 2017
20 enero, 2017

El Cardenal Burke explica cómo será la corrección formal a Bergoglio

y contradice las recientes declaraciones del Cardenal Müller: “Amoris laetitia es un peligro para la fe y la corrección al Papa se hará”

Como indica el título de esta entrada, y en claro contraste con las palabras dichas por el Cardenal Müller en el programa de televisión italiano “Stanze Vaticane”, del canal Tgcom24, comentado durante todo el día en páginas católicas de Internet, el Cardenal Burke ha afirmado en una reciente entrevista, que “Amoris Laetitia” (AL) sí supone un peligro para la fe y que se hará una corrección del Papa. Además, ha añadido que no teme perder la púrputa -cardenalicia-, sino que teme más el juicio de Dios. Fue en una entrevista concedida en exclusiva a M.J. Matt, del periódico The Remnant, que la publicó en su formato de papel el pasado día de Navidad y en formato digital ayer, 9 de enero (ver aquí).

El pasado domingo 8 de enero, el Cardenal Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en una entrevista en la que contradijo su postura previa al respecto (ver aquí), aseguró que no habrá una corrección al Papa a corto plazo porque no hay peligro para la fe: “Una corrección fraterna al Papa me parece muy lejana, en este momento no es posible porque no hay ningún peligro para la fe”.

El Cardenal Burke, además, ha vuelto a reiterar que “Amoris laetitia” no es un documento magisterial, como indica el mismo Papa Francisco en dicho documento. Según Burke, algunas afirmaciones confusas del documento, aunque no sean heréticas materialmente, necesitan ser aclaradas, porque pueden inducir a error a los fieles en cuestiones muy serias. Para él, si no llegase una aclaración por parte del Papa el resultado sería devastador.

En cuanto a si teme perder el capelo cardenalicio, Burke ha asegurado que conoce cuál es su deber y que no teme decir la verdad. En cambio, dice temer estar ante Nuestro Señor en el Juicio Final y tener que decirle: “No, no Te defendí cuando estabas siendo atacado y la verdad que Tú enseñaste estaba siendo traicionada”.

Al ser preguntado sobre si la situación actual se parece al tiempo de la herejía arriana en el siglo IV, dice que en cierto modo sí: “Ahora están en juego dos verdades de fe: la que se refiere al sacramento del Matrimonio, y la que se refiere al sacramento de la Eucaristía, y si no se pone coto a la confusión actual, llegará un momento que habrá amplios sectores de fieles que no tengan la Fe Católica, como los que se encontró San Anbrosio cuando fue nombrado Arzobispo de Milán”.

Y en cuanto a cómo sería esa corrección formal, el Cardenal Burke ha aclarado que no sería muy diferente a las “dubia”. En otras palabras, aquellas verdades que parecen ser puestas en cuestión por AL simplemente se cotejarían con lo que la Iglesia ha enseñado, practicado y anunciado siempre en su Magisterio oficial. De esta manera dichos errores serían corregidos.

Fuente: Catholicvs